Registro de facturas recibidas por compra de Activos Fijos


Dentro de los activos de la empresa se pueden diferenciar dos tipos:

  1. Activo fijo: hace referencia a aquellos bienes y derechos duraderos, que han sido obtenidos con el fin de ser explotados por la empresa. Se trata de aquellos bienes inmuebles,  materiales, equipamiento, herramientas y utensilios con los que no se va a comercializar, es decir, que no se van a convertir en líquido, al menos durante el primer año.
  2. Activo circulante: este tipo de activo, también denominado corriente o líquido, hace referencia al dinero del que dispone la empresa o del que puede disponer en un plazo inferior a doce meses. Es decir, aquellos bienes, derechos o créditos, que pueda utilizarse o convertirse en líquido cuando se necesite.

 

 

Tipos de activo fijo

En cualquier tipo de empresa se pueden diferenciar dos tipos de activos fijos:

 

1. Activos fijos tangibles.

Dentro de esta categoría se incluyen todos aquellos bienes y materiales tangibles, es decir, se pueden tocar. En función de las características de tu negocio los activos fijos podrán variar de manera notoria. Algunos de los bienes tangibles de los que pueden disfrutar las empresas, acorde a la clasificación establecida por el Plan General Contable,  son:

  • Terrenos y bienes naturales.  Aquellos terrenos y solares que posea la empresa, ya sea urbanos o no.
  • Construcciones. Hace referencia a todo tipo de inmuebles, en general, que son propiedad de la organización, como edificios, naves, pisos o locales.
  • Instalaciones técnicas.  Este concepto hace alusión a todos aquellos elementos que, en conjunto, constituyen una unidad de uso especializada necesaria para la actividad de la empresa. Se trata de montajes en cadena y otro tipo de construcciones similares.
  • Maquinaria. Dentro de este apartado se incluyen todas aquellas máquinas, vehículos industriales y herramientas necesarias para la actividad cotidiana.
  • Mobiliario. Todas las estanterías, mesas, sillas, mostradores y demás muebles que la empresa posee.
  • Equipos para procesos informáticos. Compuesto por ordenadores, impresoras, escáner y demás aparatos electrónicos.
  • Elementos de transporte. Dentro de esta categoría se encuentran todos los medios de transporte que formen parte de los bienes de la compañía, como coches, camiones, motos, barcos, etc., utilizados para el transporte de personas, mercancías, materiales o animales.
  • Otros. Aquellos bienes que no se puedan incluir dentro de ninguna de las categorías nombradas.

 

 

2.  Activos fijo intangibles.

Por su parte, los activos intangibles hacen referencia a aquellos bienes y derechos que no son físicos o palpables como tal. Se trata de bienes como marcas, permisos, patentes, derechos de traspaso, fondos de comercio o gastos de investigación.

  • Marcas registradas. Una marca registrada es un derecho que pude ser adquirido, vendido o arrendarse.
  • Patentes. Es un derecho que te otorga un permiso especial y exclusivo, para vender o fabricar un producto o servicio.
  • Derechos de autor. Con este derecho se garantiza al autor su derecho a explotar sus productos.
  • Franquicias. Por medio de este derecho, la empresa adquiere permiso para poder hacer uso de la marca y productos de otra empresa durante un tiempo determinado.
  • Licencias y permisos. Se trata de autorizaciones a través de las que se concede el uso de bienes diferentes, como el  caso de recursos software para la empresa.